Páginas vistas en total

domingo, 20 de junio de 2010

¿Qué hago con esta soledad?


¿Dónde estás? Me hago uno con esta soledad
¿Qué hago con la soledad? ¿Por qué no vienes por mí y me levantas del suelo amada mía?
No me siento mejor, aun el dolor sigue siendo nuevo para mí, joven, eterno
e inmaculado, altivo y tácito.

He de sobrevivir por lo menos una noche mas,
esperando tras el espejo liso, llano, colmado de incertidumbres,
habré de callar para así tratar de escuchar tus olvidos, tus ecos
allá en las lejanías del adiós.

Ya no caminaré, construiré mi morada con la espera,
las lagrimas juagarán la suciedad de mis pasos anhelantes,
reflejos ensordecedores de la ausencia de ti,
de la espera de ti,
de mis gritos suplicantes por ti.


Samuel Salazar Blandón.
20.06.2010

1 comentario:

Carolina dijo...

De verdad me conmueve. Logra traer a mi mente todos los recuerdos de los sentimientos que alguna vez tuve por alguien y todo lo que sentí cuando se terminó.