Páginas vistas en total

jueves, 10 de febrero de 2011

Devenir no filosófico.


Se repiten una y otra vez, mis manos están vacías, la normalidad no permite distinguir las cosas, para los demás todo, absolutamente todo es igual.
Yo con la frialdad que caracteriza mi escueta mirada hago gala de mi adiós por medio de un murmullo que cruza las divisorias barreras de la razón y se pierde en los horizontes del olvido.

Samuel Salazar Blandón.

No hay comentarios: