Páginas vistas en total

domingo, 23 de octubre de 2011

Confesión.

Laura se mantenía caliente, siempre me decía que su cosita le echaba chispas y que se masturbaba mientras me miraba por la cámara del msn y su padre y hermano estaban en la mesa con ella. “¿Cómo le haces para que no te vean?” le pregunté, ella simplemente escribió que se tocaba sutilmente y que hacia unas caras indescriptibles, entonces le dije que mi verga se había puesto dura y ella simplemente sonrió y me pidió que me controlara, pero fue imposible: imaginé sus tetas grandes y sus pezones duros, imaginé su abdomen en cual deseaba derramar mi leche, imaginé sus piernas, su ingle su vagina y toda ella completamente desnuda, entonces mi pija se puso a punto de reventar y  mi mano la atrapó y jugueteó con ella, dándole duro al sube y baja, entonces le mandé la invitación a la cámara para que me viera hacérmela pero se demoró y la videollamada caducó, yo estaba tan cachondo que me vine en el acto. Un minuto después ella me habla “¿Qué haces?”. “Nada. Leo” le respondí. “Me acabo de meter en medio de las bragas el vibrador por ti, me tienes arrecha Samuel, qué rico sentir tu verga subiendo por mis piernas y penetrándome”, yo simplemente ya me había venido, sabía bien que ella lo hacía solo para calentarme, le puse una carita feliz y nunca le confesé que yo también me había masturbado por ella tres veces más en esa noche.