Páginas vistas en total

sábado, 21 de enero de 2012

La historia de un cuento.

Ésta es la historia de un cuento sin sentido, cuyo único propósito era no contar nada; procurando ser alguien en el mundo literario, trató y trató de narrar algo a las personas, pero no le salían las palabras. Recorrió –de aquí para allá- todos los géneros narrativos, intentando encasillarse  en alguno de ellos, pero nada, fue imposible que encontrase su sitio en el mundo de las letras. Los demás géneros: cuento, ensayo, poesía y crónica se mofaban de él,  de su ausente narrativa, su carencia estilística en la construcción de oraciones y párrafos, de sus malogradas analepsis y prolepsis, de sus vacíos narradores, que ni alcanzaban a ser omniscientes, mucho menos homodiegéticos. Y el cuento, amante de las buenas letras, de la construcción de buenas historias, harto de esta situación,  decidió convertirse en canciones de Reggaetón en las cuales no había que hacer esfuerzo alguno para rimar y mucho menos  para ser un erudito literario.

jueves, 19 de enero de 2012

Cuídate de ese objeto extraño que llaman amor

Cuídate de ese objeto extraño que llaman amor, pues se cuela por los sentidos y hace perder toda noción del tiempo, es un loco impotable que se esconde en las almas de pobres humanos solos, necesitados y ávidos de compañía. Y es tan osado que es capaz de trastocar la razón haciendo que el ser se pierda a sí mismo en nimiedades y olvidos.

Cuídate de todo lo nefasto que habrá de llegar tras ese objeto extraño que llaman amor, es como una peste que pulula por calles tristes y sin sentido, se aferra de las paredes de las bibliotecas, se sienta en los pisos de los buses, en los vagones del tren, en las paredes de los ascensores y es tan mezquino que se considera capacitado para hacer que dos holgados seres se unan bajo el amparo de su ridículo nombre.

Así que cuídate de ese objeto extraño que llaman amor, pues te perseguirá por intersticios, callejones, bares, iglesias, restaurantes, libros, canciones y lugares donde pretendas escabullirte de él, brincará a tus espaldas, lo cargaras como cruz a cuestas, será el hijo bastardo que concebiste en una noche de pasión y, al final de tu vida, te llevará arrastrado al portal de la muerte para allí empujarte y lanzarte a la libertad.

Por ello cuídate de ese objeto extraño que llaman amor.