Páginas vistas en total

lunes, 12 de marzo de 2012

Nubes Confortables.

Busco nubes confortables, donde acomodar mi cabeza y dormir sin sentir, sin soñar, estando escondido en el regazo de los dioses, en vos mujer amante, mujer misterio, mujer que tantas veces la he imaginado libre, entregada a los mares y a los aires, como desnuda, renombrando las cosas nuevamente por designios divinos, tu, la  nueva Eva, nueva madre de Dios. En ti es donde quiero recostarme y cerrar los ojos, vivir, vivir, vivir.

Sonidos  casi sórdidos me mesen en tus brazos, pareciesen las melodías de ángeles que le cantan a Dios, vos me proteges de todo acto de soledad con una sola mirada o con pasar tus dulcísimos dedos por mi cabello, pero al final, es tu voz la melodía mas celestial que ilumina mis instantes de soledad, ¡No  dejes de hablar! Sigue contándome historias de otros mundos, otros seres y así poder sentir la potestad de la palabra que me habita y me hace renacer de entre las cenizas.

Llega un nuevo día, abro los ojos y te develas iluminando cuan portentoso astro las praderas y los valles, sonríes y el alma se alegra, danza en medio de la brisa de la mañana, debajo de mis pies se encuentra la tierra, tú me sostienes mientras que con un vaivén de emociones y miradas sellamos este pacto el cual juzga ser el inicio de la  eternidad  que se guarda en los vestigios de los recuerdos.

No hay comentarios: